Un día sin reír es un día perdido

Un recepcionista, el billar francés, las butacas orejeras, un coqueto  despacho o  un pequeño jardín interior, son algunas de las particularidades que hacen un lugar con personalidad y encanto al Centro Social para personas mayores de las Meanas, en Avilés.

Y al frente un equipo compuesto por varias chicas de la Asociación de los Glayos Irma y Sole en la oficina. Bea, una de las monitoras de las actividades que imparten talleres de Movimiento Creativo o Mariam, la peluquera, porque en este centro antaño, custodiado por la Obra Social Cajastur, cuenta con el servicio de los cuidados Personales/ Estéticos. Sigue leyendo “Un día sin reír es un día perdido”