Esencia intrépida

A Sonia Barbosa (Aveiro 1975), le encanta conducir, su oficio: conductora de autobuses. Su afición: viajar en moto. Un detalle de su naturaleza inquieta y perseverante lo refleja el hecho de adquirir su primera moto 6 meses antes de sacarse el carnet. Para esta mujer de apariencia menuda, voz dulce y licenciada en Historia, que quería ser azafata de vuelo, pero su estatura se lo impidió, no hay reto que se le resista cuando de ampliar horizontes se trata. Todo un ejemplo de fortaleza femenina, como la describió el presidente del Ateneo Jovellanos en Gijón, Luis Rubio Bardón.

Cuidando de una misma

En su última aventura se escapó hasta la ex República soviética de Kirguistán, un país de Asia Central, muy desconocido y alejado de los circuitos turísticos convencionales, donde los paisajes dejarán emociones perennes a sus visitantes. Un autobús destartalado que solamente arranca cuando se llena de gente, un taxi compartido o una moto que apenas alcanzaba los 50-55 km/h fueron algunos de los medios de locomoción utilizados para emprender tal aventura.

Nos lo cuenta, en su último libro publicado, Kirguistán, en moto por el país de los nómadas.

kirguistan
Portada de su segundo libro

Este no es su primer libro; se estrenó con Alaska, en moto hasta la última frontera. En la que nos relata el trayecto en su trainera, como llama a su amiga de dos ruedas, desde California a Valdez, localidad más septentrional del continente americano, en el estado de Alaska y de nombre español. Pero esa es otra historia.

Un libro diario dedicado a su padre

Su padre fallecido 15 años atrás es un referente que le ayuda a superarse. Este libro se lo ha dedicado a su progenitor y agradece a muchas personas el apoyo a tal empresa.

Entre ellos su amigo el prologuista del libro, Domi García, presidente del HDC (Harley Davidson Club Astur) que la acompañó en la presentación de Gijón.

¿Qué esperas de la vida? Más allá del matrimonio y de la maternidad, destino de las mujeres de Kirguistán

Comentaba Sonia en la presentación, la necesidad de despojarse de la mirada de un occidental y superar prejuicios para enriquecernos de la experiencia. Como dice el refrán “A donde fueres, haz lo que vieres”. Ese es y será su lema. A hecho de la soledad y una cierta timidez sus mejores aliadas, desarrollando una autoconfianza inusitada, superando momentos difíciles, como robos o problemas mecánicos y de salud. Asegura -que es algo complicado que alguien se adapte a mí, y yo a él-. En definitiva, alguien que camine a su lado y a su ritmo, como puede anhelar cualquier ser humano.

Las mujeres del país, al salir de sus yurtas, las viviendas típicas del lugar, se sorprendían de su rubia melena, estatura o moto. Le preguntaban desde su perspectiva cultural, sobre su marido o hijos, no concebían la independencia de la mujer como se comprende desde los países occidentales.

Inmortalizando imágenes con su Réflex en el país de los nómadas, el país de las 40 tribus.

En un país tan pobre, encontró otro tipo de riquezas en sus gentes. La mirada de un niño ilustra la portada del libro, que refleja el cariño y la hospitalidad con la que la recibían allá por donde fuese; una constante durante el viaje.

De las principales zonas urbanas como son la capital Biskek y Osh a conocer el segundo mayor lago alpino del mundo, después del Titicaca, como es Issyk-Kul de aguas cristalinas y cuyo nombre significa “lago caliente”, aunque rodeado de glaciares son algunos de los recuerdos que permanecerán grabados en su mente y corazón.

El Cañón del Cuento de Hadas “Skazka”, también fue un destino inolvidable para ella.

Una escapada a Samarkanda

Aunque en las 124 páginas del libro, no se menciona Samarkanda, tierra tan conocida por los relatos de Marco Polo, atravesando la Ruta de la Seda, la propia Sonia lo visitó en el país vecino de Uzbekistán. La escala en Estambul, fue el colofón de su aventura en solitario.

Su amigo Domi, nos recordó y recomendó a los asistentes el valor de viajar, cada uno en la medida de sus posibilidades. Si se hace en compañía se refuerzan valores de amistad y compañerismo.

Actualmente Sonia, nos invita a conocer Asturias y otras provincias, en su bitácora alojada en el periódico “El Comercio”.

Podéis conseguir sus libros, contactando con ella.

Bibliografía

Barbosa, Sonia, Alaska, en moto hasta la última frontera. El Ejido- Almería. Círculo Rojo. 2018

Barbosa, Sonia, Kirguistán, en moto por el país de los nómadas. El Ejido- Almería. Círculo Rojo. 2019