Administración bibliotecaria, una visión general

Elevar el nivel cultural de los habitantes de un país se antoja como uno de los objetivos de la administración central. Son múltiples las medidas que se llegan asumir desde las instituciones públicas o entidades privadas.

Para ello, es importante poner énfasis en el sistema bibliotecario español.

La propia Constitución recoge el derecho al acceso de la cultura en el artículo 44.1 cuando dice que” los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho” y hace mención de las bibliotecas de titularidad estatal en el artículo 149.1.28. en la que ya abre la posibilidad de gestión de las CCAA.

En nuestro país tenemos al organismo autónomo, dependiente del Ministerio de Cultura, la BNE ( Biblioteca Nacional de España) el sistema de cabecera del sistema bibliotecario español.

La institución que ya sobrepasa el tricentenario, recoge, gestiona todo el patrimonio bibliográfico, sonoro, visual y audiovisual generado dentro de nuestras fronteras a través de la figura jurídica del Depósito Legal,( ley 23/2011 de 29 de Julio) que permite la recepción de diversos tipos de fondos.

Su origen se remonta a la Real Cédula de 15 octubre de 1726, por la que Felipe V concedió a la Biblioteca Real ( antes se denominaba así a la BNE) el privilegio de recibir un ejemplar de todos los libros y papeles que se imprimiesen. Las obras fotográficas y cinematográficas empezaron a entregarse en D.L a partir de 1938.

La Compra, el Canje, Donativos, Legados son otras de las vías de adquisición para incrementar sus fondos.

Bella fachada de la BNE fundada por Felipe V en 1712

Libros, revistas, carteles….son algunos de los materiales que están a buen recaudo en las sedes de la BNE del Paseo de Recoletos y en Alcalá de Henares.

Actualmente se lleva a cabo un ambicioso proceso de digitalización para su conservación.

Este organismo está regulado por la Ley 1/2015 de 24 de Noviembre y por su propio Estatuto.En la Ley se específica los diferentes Órganos rectores y consultivos.La BNE es marco de referencia en normativa técnica para el resto del sistema bibliotecario, siguiendo ella a su vez, la normativa de la IFLA/UNESCO, el organismo internacional que estandariza determinadas cuestiones a escala mundial.

Asimismo, la institución acoge una completa agenda de actos culturales que pueden disfrutar los madrileños y foráneos.

Más allá de esta institución, tenemos de una forma más cercana al ciudadano ,las bibliotecas públicas de titularidad estatal en las diferentes Comunidades Autónomas.

Ellas también recopilan el patrimonio documental y bibliográfico de su Comunidad.

El Estado es titular del edificio y de los fondos y la gestión de personal y mantenimiento corresponde a la administración autonómica, teniendo cada una de las 53 su propia impronta y normativa interna y habiéndose establecido convenios de gestión entre ambas administraciones. Podemos consultar el catálogo de la red de Bibliotecas públicas del Estado en su catálogo colectivo.

Si un documento de especial protección ( un manuscrito, incunable, obras que no conste la existencia de al menos tres ejemplares, fondos declarados BIC o incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español ) se quiere extraer de la biblioteca, se necesita una autorización previa a través de una orden de Ministerio.

Además los documentos de especial protección son objeto de recuento anual, frente al resto de materiales , cuyo recuento se hace cada 5 años. De todas formas la BNE, realiza el recuento anualmente desde 2008 para todos sus fondos, sean éstos o no de especial protección.

El reglamento de Bibliotecas públicas del Estado se aprobó en 1989 a través del RD 582/1989 de 19 de Mayo.

Otra de las peculiaridades del material de especial protección es que como cabe suponer no son objeto de expurgo , es decir su eliminación de la colección, dada su importancia.

Hay un organismo que es clave en el sistema bibliotecario español, el Consejo de Cooperación Bibliotecaria. Creado en el mismo año que se aprobó la Ley de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas.La propia Ley 10/2007 del 22 de Junio, el propio artículo 15, hace mención del Consejo, desarrollado a través del RD 1573/2007 del 30 Noviembre.

Es un Órgano que tiene como objetivos generales favorecer el desarrollo de los servicios bibliotecarios y la reducción de costes a través de la colaboración de las distintas tipologías de Bibliotecas, un vínculo que se establece de forma voluntaria.

De esta forma, se crean Comisiones Técnicas, de Bibliotecas Nacionales, Públicas, Escolares, Universitarias y Especializadas, con sus respectivos grupos de trabajo.

Este es una parte del panorama general de nuestro sistema español de Bibliotecas.Dejamos para más adelante la realidad bibliotecaria a un nivel local y/o autonómico.

Incunable: Libro que ha sido editado entre la invención de la Imprenta ( 1453) y el 1 de Enero 1501. Se estima que hay hasta unos 35000 ejemplares.

BIC: Bienes de Interés Cultural

CCPIB: Catálogo colectivo de Bibliotecas Públicas del Estado

Donativo: donaciones desinteresadas de instituciones o particulares a la Biblioteca

Legado: donaciones que se hacen a través de testamento.

Expurgo: Revisión de la colección y selección de documentos que no tienen validez y deben ser retirados.Tambien llamada Selección Negativa.

IFLA: Federación internacional de Asociaciones de bibliotecarios y bibliotecas

©Laura Muñiz

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s