La Astronomía: Una cura de humildad

Perseid_and_Milky_Way
Perseid and Milky Way (Las Perséidas y la Vía Láctea) Autor: Brocken Inaglory. Fecha: 12/08/2007

Dicen que desde los albores de la humanidad, al hombre le ha gustado y ha necesitado mirar hacia lo alto, más allá de lo inimaginable. Se pensaba, que los astros eran mensajeros de los dioses. Dotar de significado a las agrupaciones de estrellas, con la creación de las constelaciones , fue una necesidad para el hombre de la antigüedad, mucho más perentoria que inventos tan humanos como la agricultura y la escritura.Desde la civilización babilónica, pasando por el Antiguo Egipto, el firmamento parecía enviarles señales sobre un futuro que se presentía incierto.

Así para la cultura de los faraones, la estrella Sirio, era vital. La sola presencia de la estrella más brillante del firmamento que se encuentra a 8 años luz , daba la alarma a los habitantes de la ribera del Nilo, de que pronto se aproximaría el desbordamiento del gran río. Ser poseedor de este conocimiento, procuraba al buen intérprete de los signos del cielo, un conocimiento que para algunos, era su pasaporte a codearse con los que ostentaban el poder.

A lo largo del globo terráqueo, hay numerosos restos arqueológicos, que demuestran el buen conocimiento de nuestros ancestros, una ubicación perfecta que regalaba juegos de luces y de sombras, en fechas tan significativas, como las colindantes al solsticio de invierno o del verano.De esta manera, se han descubierto un número que oscila, entre 1500 y 1800 tumbas, datada en la época celta con cierta orientación y vocación astronómica.

Gracias a la observación del reflejo del sol en un pozo y con su ingenio, Eratóstenes logró calcular el tamaño de la tierra, con bastante precisión.

En la Península Ibérica tenemos el ejemplo de “Los Toros de Guisando”, que están posicionados mirando hacia donde se pone el sol, el día del solsticio de verano,entre el Oeste y el Noroeste y es el sitio por el que el Sol, se pone un único día al año, mientras que el resto de los días el Sol, se pone más al Sur, y en esas direcciones el Sol se pone dos veces al año, por ejemplo, una semana antes del solsticio y una semana después del solsticio, el Sol se pone por el mismo sitio. Esta reseña sobre restos arqueológicos, son otro ejemplo de la importancia del firmamento, para nuestros antepasados.

En algunas cuevas de pinturas rupestres, como la Cueva de Lascaux, en Francia, se cifran más de 1000 animales pintados. Se ha querido ver reflejada la constelación del Toro, pero no hay indicios evidentes de ello, lo que se ha dado en llamar, pareidolia, un fenómeno que consiste en ver patrones donde no los hay.

En la historia de la astronomía, han sido los griegos y los árabes, las civilizaciones clave, para bautizar con sus respectivas lenguas a infinidad de estrellas. Se puede decir, que desde el siglo VIII hasta el siglo XV, la Astronomía ha sido de ellos, con permiso de la tradición china, que siguió una evolución diferente a la procedente de las culturas occidentales. De esta forma, se puede citar a Averroes, que descubrió las manchas solares. En la biblioteca de Toledo, se han encontrado la referencia , de unas 200 a 300 estrellas , de las cuáles la mitad tienen nombres árabes.

Llegados al siglo XV, se erigió, el Observatorio de Samarcanda, en la región de Uzbequistán, siendo uno de los Observatorios Astronómicos más grandes hasta la fecha, y hubo, que esperar siglos hasta que se construyera otro mayor.Años después, el Descubrimiento de América aportó nuevos conocimientos, entre otros, el descubrimiento de que el polo norte magnético, no coincide con el polo norte geográfico.

Casi 100 años después, del Descubrimiento de América, se instauró un cambio muy importante para las gentes de la época, la instauración del calendario gregoriano, que sustituiría al calendario juliano, pues éste, tenía en realidad un desajuste de unos 10 días, que con el gregoriano, se consiguió ajustar.

Un punto de inflexión, correrá a cargo del polaco Nicolás Copérnico, al establecer el sistema heliocéntrico, en el que alrededor del sol, giran los planetas, Mercurio, Venus, Marte, Tierra Júpiter y Saturno . Tras Copérnico, recogerían el testigo Tycho Brahe , Kepler y Galileo Galilei, cada uno de ellos, tuvo diferente suerte.

En apenas 200 años la Astronomía disfrutaría de un desarrollo intenso, Newton completaría su labor. Del propio Newton, se le atribuye la frase “ estar subido a hombros de gigantes”, reconociendo la labor de sus predecesores.Los aficionados a la Astronomía, no olvidan que muchos de los grandes astrónomos, que ha dado la historia, también desarrollaron labor de astrólogos.Esta última función fue lo que les proporcionó a muchos pingües beneficios, como fue el caso de Tycho Brahe y Kepler, algunos de esos “casi científicos modernos”, aún creían que los astros podían determinar la vida de los humanos.

De momento, éste es el breve recorrido realizado, de la evolución de la Astronomía hasta unos de los Científicos más importantes, que ha dado nuestra historia como es el introvertido Isaac Newton. De los derroteros, que siguió la Astronomía, hablaremos en otra entrada.

*Agradecer a la asociación “Cielos Despejados”, por toda la información facilitada, gracias al taller de iniciación a la Astronomía, realizado en el marco del programa de Acciones Formativas del ayuntamiento de Oviedo en colaboración con Cruz Roja y la Asociación Ideas Claras Mujeres.

©Laura Muñiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s