Papá, mamá…me gusta jugar con esa muñeca.

Cuando llega la noche, a Luna le cuesta conciliar el sueño. Y eso que aún, tiene los años para creer en princesas, cuentos de hadas, brujas y  dragones . Y le tiene miedo a la oscuridad.

Un miedo a vivir rodeada de creencias erróneas y supersticiones varias, que ni siquiera las campañas educativas han conseguido mermar y que el mundo adulto reproduce en ocasiones, sin atender al pensamiento crítico.

 A la niña Luna, a pesar de su corta edad, ya  es consciente del vértigo que le produce la caducidad de su infancia.  A igual, que Lisa Simpson tenía a Lisa Corazón de León, la mujer en la que se quiere convertir; Luna, tiene  su propia muñeca a la que aferrarse, una muñeca que tiene aspecto proporcionado y más verosímil con el de una niña de nueve años, que calza katiuskas, botas, como ella misma, cuando su abuela la lleva a la escuela rural, por el camino   flanqueado de helechos, castaños y maleza.

 

niña con muñeco
Las muñecas de antaño

Ahora, que estamos en verano, en las tardes de calor y piscina mientras se come el bocata, después del chapuzón , coge a su compañera silenciosa. Tras escuchar las historias que le cuenta la abuela sobre Hipatia de Alejandría, Virginia Wolf  o Madame Curie y tantas otras; no es difícil imaginarse que dotará de personalidad a la figura de plástico que sujeta entre sus manos y mientras su abuela dulcemente le peina una cola de caballo, ella hace lo mismo con su leal amiga.

Hace, ya varias tardes, que Luna, no juega con Hipatía o Naomi Klein

Y es que ha cambiado mucho, los distintos tipos de muñecas con las que jugaban las generaciones anteriores. Desde Mariquita Pérez, la Nancy, los Nenucos, las Barriguitas o más recientemente las Monster High o  Bratz.Cada uno de estos muñecos representa, unos valores, una cultura. Los padres, tenemos que saber los valores que encierran, porque saber elegir el juguete adecuado para cada niño, no es tarea fácil.

niña con nenuco
Las niñas, no quieren ser solamente mamás

 

Pero, regresemos a Luna,  en sus juegos su querida muñeca, cobra vida, convirtiéndose por obra de su imaginación, en alguna de   las grandes damas de la literatura o la Ciencia, Jane Goodall, o Virginia Wolf, parecen ser  íntimas de la pequeña.

También Luna, ha incorporando a su grupo de amigas a una contemporánea, a una chica, que bien, podría ser su hermana mayor, Daniella Muallen, una activista defensora  del buen uso de la Ciencia , frente a las Pseudociencias, a través de la plataforma “Voice of Young science“, argumentando con criterios científicos, determinadas disciplinas que no cumplen los criterios de la investigación científica.

 

Luna, ya no tendrá miedo a la oscuridad, aunque esta siga siendo mágica. Luna ya no tendrá miedo de la Luna, no tendrá miedo de si misma, no tendrá miedo de dar luz en la oscuridad.

NOTA: En el mercado, se comercializan muñecas educativas. Tal es el caso, de Lottie.

Esa muñeca,  llamada Lottie, ya se puede adquirir en España.

Las  nuevas generaciones de jóvenes investigador@s, tienen en esta plataforma, su canal para hacerse oir.

http://www.senseaboutscience.org/pages/voys.HTML

Y es que estos temas, tienen varias formas de ser abordados, desde la juventud, desde la óptica femenina o desde una sencilla pero poderosa muñeca.

http://www.amit-es.org/ , asociación de mujeres investigadoras y tecnólogas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s